Las vivencias de Javier Azagra, sacerdote y obispo navarro con una personalidad inspiradora para muchos. Un testimonio de alegría sobre la búsqueda del sentido de la vida que no dejará indiferente. Una obra escrita por María Eugenia Lozano y Jorge Rodríguez, realizada por Pablo Martínez Otón y dirigida por Jorge Rodríguez.

PRÓXIMOS ESTRENOS

LORCA 5 DE MARZO – Teatro Guerra 20.30h

PAMPLONA 7 DE MARZO – Golem Baiona 19h  

CARTA DE MIGUEL, EL HERMANO PEQUEÑO DE MONSEÑOR AZAGRA

Yo soy  Miguel, el benjamín de la casa, ahora con setenta y ocho años. El último de la fila. De una fila de nueve hermanos. Con dos, tres años cumplidos y ya Javier se había ido de casa. Al seminario.
Mi primer recuerdo de Javier me lleva a una sala inmensa del seminario repleta de familires, seminaristas y un murmullo estrepitoso de voces en día de visita. Nuestra madre nos lleveba consigo a ver a Javier.
De Pamplona a Salamanca. De Salamanca a Roma. Sitios que sonaban lejanos pero impotantes. A ver si Dn. Javier va a ser alguien importante, pensé. Pero rapidamente la realidad vino a poner las cosas en su sitio cuando en Caparroso le nombraron «coadjutor» de la parroquia. Y aquella palabra «coadjutor» me sonó casi como un insulto.
Después llegaron los años de las visitas relampago, la mayoría de ellas inesperadas, llenas de anecdotas alegres, planes y más planes. «Tractorico»: El amo de los cursillos de cristiandad. Pero al final, con 18 años, el que se fue de casa fuy yo.
Tengo que decir que fue el dia 30 de enero de 2014, en una sala de teatro de Murcia, cuando comencé a conocer de verdad ami hermano Javier. Esa sala a rebosardesde la primera fila hasta la última, llena de respeto y cariño hacia Dn. Javier, pasado tanto tiempo después de su retiro, revelaba a las claras que algo especial llevaba consigo este hermano mío.
Sin duda «El secreto de la vida»
Ese documental que vimos a continuación me ayudó a entender el porqué de esa sala a rebosar, ese respeto, cercanía y cariño hacia Dn. Javier. De la infinidad de momemtos y detalles que se muestran de su vida quisiera resatar:
El afán por evangelizar. El interés, cuidado y respeto por todas las personas. La facilidad con la que veía el lado bueno y amable de las cosas.
Solo me queda darte las gracias por ese documental con el que he conocido de verdad a mi hermano Javier.
Un saludo.
Miguel